Historia

Durante muchos años se venía sintiendo una gran preocupación de la Junta Pro Semana Santa y concretamente de algunas de las cofradías que la integran, de tener un amplio espacio para colocar en él dignamente, a la vez que seguros de cualquier evento, los grupos escultóricos de las procesiones de la Semana Santa, ya que precisamente las cofradías con ocho o más «pasos» disponían de unos viejos locales inadecuados, con frecuentes goteras y riesgo de incendio, así como amenazados de derrumbamiento.

En la reunión de la Junta de Semana Santa celebrada el día 3 de junio de 1957, se manifiesta la ineludible necesidad de construir un museo destinado a la conservación y exhibición de las obras de imaginería. En consecuencia en la reunión del Consejo Rector de 24 de septiembre de aquel año, se dio cuenta de que iba a salir a subasta pública en la casa rectoral de la parroquia de San Juan, el huerto anexo a la iglesia de Santa María la Nueva. Por resolución del Obispado se adjudicó en 100.000 ptas., acordando entregar la mitad de dicha cantidad en el acto de la firma de la escritura notarial -que tuvo lugar el 27 de diciembre de 1957- y el resto se abonaría en dos anualidades. Para alzar el edificio se buscó la eficaz ayuda de la Cámara de Comercio e Industria de Zamora.

Una vez bendecido el edificio por el Rvmo. Sr. Obispo D. Eduardo Martínez González, quedó abierto al público el Museo el 9 de septiembre de 1964.

Contiguo al Museo, aunque sin comunicación con él, el 20 de junio de 1972, se adquirió un local en el que está instalado con todos los medios de protección el archivo de la documentación de la Junta y de las distintas cofradías.

En el transcurso de algunos años con la adquisición de nuevas obras procesionales, se sintió la apremiante necesidad de ampliar el Museo. Para ello en 1990 la Junta adquiere una casa con su corral y un solar contiguo que entre ambas propiedades sumaron de extensión 435 m2 de salón al público, oficinas, salón de juntas y taller de restauración.

El 25 de febrero de 1994 se procedió a la reinauguración del Museo de Semana Santa que hizo el Sr. Obispo de la Diócesis D. Juan María Uriarte con asistencia del Presidente de la Junta de Castilla y León, D. Juan José Lucas, junto a los directivos de la Junta de Semana Santa y cofradías.

Se hizo posible alzar este singular museo, quizás único en España, que cuenta en la actualidad con 36 grupos escultóricos, túnicas y hábitos de las distintas cofradías y hermandades, gracias al entusiasmo de la gran mayoría de los zamoranos, siendo una visita obligada como uno de los lugares de mayor interés de la ciudad.