Florentino Trapero Ballesteros

Escultor segoviano nacido en Aguilafuente en 1.893 y fallecido en Madrid en 1.977.

Desde muy joven manifiesta vocación artística, iniciando su formación en Madrid cuando contaba 15 años en la Escuela de San Fernando y en la de Artes y Oficios Artísticos. Posteriormente trabaja como profesor de Instituto en Jaca y Reinosa. Consigue la oposición a Catedrático de Instituto siendo destinado en Calatayud y posteriormente en Avilés.

Durante los años 1.943-49 realiza los trabajos de restauración de la Catedral de Sigüenza (Guadalajara) consiguiendo un importante prestigio en el campo de la restauración religiosa.

Las esculturas de la Universidad Laboral de Gijón, el altar mayor de la iglesia de Galapagar o el apostolado de la Catedral de Vitoria son algunas de sus importantes obras. Éstas no se limitan al campo religioso, dejando un importantísimo legado de bocetos, dibujos, acuarelas o retratos que forman parte del patrimonio artístico recogido por la Caja de Ahorros de Segovia en sus fondos.