Ramón Nuñez Fernández

Escultor gaditano nacido en San Fernando (1.868) y fallecido en Madrid en 1.937.

Ramón Núñez llega a Zamora como consecuencia del traslado laboral de su padre cuyo oficio era el de carabinero.

Ingresa como aprendiz en el taller de Ramón Álvarez hasta el fallecimiento de éste. Con posterioridad inicia su formación académica que le llevará a alcanzar la cátedra y dirección de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Valladolid.

Fue Ramón Núñez uno de los impulsores y activo participante en el primer homenaje que se hizo a D. Ramón Álvarez con motivo del centenario de su nacimiento en 1925. Pronunció una conferencia sobre “Maestros de la Escuela Castellana de Escultura” y realizó tanto la placa conmemorativa colocada en la calle de Balborraz (donde nació y murió Ramón Álvarez) como un busto del imaginero del que el propio Ramón Núñez dijo: “Ese busto que veis lo he creado tal como veo siempre a mi maestro y hasta creo que lo he hecho inspirado por él, porque los dos convivimos en espíritu”.