La Flagelación

La flagelación

Se trata del primer grupo compuesto por varias figuras que conocemos en la Cofradía. Esto parece lógico si atendemos a que representa el momento en que Cristo sufre azotamientos y derrama su sangre por salvar a los hombres, gesto que la Cofradía rememoraba desde su fundación.

El paso representa a Jesús atado a la columna mientras dos sayones se disponen a azotarle y un tercero prepara lo necesario para hacerlo, a la vez que hacen burla. Se trata de un grupo de factura muy popular en que los sayones se muestran como figuras grotescas a las que el pueblo ha dado nombre: Calvito, Cascarrias y Zurriago.

El conjunto fue encargado por la Cofradía en 1.691 al escultor zamorano Juan Sánchez Guerra, aunque ha sido reformado en multitud de ocasiones, la última la ajustada en 1.888 con Ramón Álvarez, lo que ha motivado la errónea asignación a ese imaginero de la figura del Jesús.