El lavatorio de los pies

El lavatorio de los pies

El escultor zamorano Higinio Vázquez realiza en el año 2.001 este grupo formado por cuatro figuras de elevado canon: Jesús, que arrodillado ciñendo una toalla procede a lavar los pies a su discípulo Pedro, que sentado en un escabel, con los pies desnudos, hace ademán de negarse.

Completan la escena que transcurre en el patio del cenáculo, Santiago que en pie sostiene un ánfora con el agua y en un segundo plano, también sentado, Juan, el discípulo amado, que se prepara para ser lavado, desatándose las sandalias.