Santísimo Cristo de Jesús Yacente

Santísimo Cristo de Jesús Yacente

Obra del escultor Francisco Fermín, discípulo del taller vallisoletano de Gregorio Fernández al que durante muchos años se le atribuyó su autoría.

Data de la primera mitad del siglo XVII y se esculpió para la capilla funeraria de don Nicolás Enríquez por encargo de su viuda.

Capilla situada en el convento de Santo Domingo de la ciudad de Zamora, de donde salió años más tarde hasta su destino final, la iglesia de la Concepción, en donde fue recuperada para el culto con la fundación de esta Hermandad.