Virgen Dolorosa

Virgen Dolorosa

Realizada por el artista Ricardo Segundo García Pérez en 1.942, viste túnica de terciopelo negro y manto del mismo tejido bordado de finales del siglo XIX aunque renovado en 1.989.

La imagen de la Virgen acompañó a la Cofradía en sus procesiones con diferentes advocaciones: Nuestra Señora de la Soledad, Virgen del Calvario o Virgen Dolorosa.

La Virgen como intercesora y madre, además de cómo sujeto de devoción, ocupa el lugar preferente en la procesión, completándola como un todo coherente con la conmemoración del Jueves Santo.